Tos crónica

¿Qué es la tos crónica?

La mayoría de las toses causan molestias, pero generalmente son útiles, ya que cuando tosemos, expulsamos gérmenes, moco y material extraño de nuestros pulmones. La mayoría de las veces la tos dura poco tiempo. Sin embargo, a veces permanecen durante semanas o incluso meses. La tos crónica se define como una tos que dura ocho semanas o más en adultos o más de cuatro semanas en niños.

Potencialmente, pueden ser muy perjudiciales para la vida del paciente, interrumpir el sueño y provocar fatiga, y en casos severos, pueden causar vómitos, mareos e incluso fracturas de costillas.

 

Pronóstico de la tos crónica

Por lo general la tos crónica desaparece una vez que se diagnostica la su causa y se trata.

 

Síntomas de tos crónica

La tos en sí misma es un síntoma de una afección subyacente, pero puede estar acompañada de otros síntomas, algunos de los cuales pueden ser el resultado de la tos.

  • Congestión nasal.
  • Nariz que moquea.
  • Goteo postnasal.
  • Dolor de garganta.
  • Ronquera.
  • Sibilancias / falta de aliento.
  • Acidez.
  • Sabor agrio en la boca.
  • Toser sangre (poco frecuente).

 

 

Pruebas médicas para la tos crónica

Inicialmente el médico realizará una revisión de la historia clínica del paciente, así como un un examen físico. Una historia médica completa y un examen físico pueden proporcionar pistas importantes sobre las causas de una tos crónica.

Algunas pruebas diagnósticas son:

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes: radiografía, se puede utilizar para detectar cáncer de pulmón, neumonía y otras enfermedades pulmonares. Una radiografía de los senos paranasales puede revelar evidencia de una infección sinusal; o una exploración por tomografía computarizada (TC), que revisan los pulmones en busca de afecciones que puedan producir tos crónica o las cavidades sinusales en busca de bolsas de infección.
  • Análisis de función hepática: son pruebas simples y no invasivas, como la espirometría, se utilizan para diagnosticar el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Miden la cantidad de aire que pueden contener tus pulmones y la rapidez con la que puedes exhalar.
  • Análisis de laboratorio: si la mucosidad expectada es de color, el médico puede analizar una muestra de ella para detectar bacterias.
  • Estudios endoscópicos: pruebas especiales que sirven para  encontrar la explicación a la tos. Algunas de ellas son la broncoscopia o la rinoscopia.

​En el caso de los niños se realizará una radiografía de tórax y una espirometría, como mínimo, ya que suelen servir para encontrar la causa de la tos crónica en los niños.

 

¿Cuáles son las causas de la tos crónica?

Hay varias cosas que pueden causar tos crónica:

En casos más raros, los siguientes también pueden ser responsables:

 

¿Se puede prevenir?

Ser fumador o exfumador es uno de los principales factores de riesgo de la tos crónica, por lo que una de las mejores prevenciones es no fumar.

Además, la exposición frecuente al humo pasivo también puede provocar tos y daño en los pulmones.
 

Tratamientos para la tos crónica

El tratamiento para la tos crónica depende en gran medida de la causa, ya que el tratamiento tiende a centrarse en la enfermedad subyacente, más que en el síntoma.

Por ejemplo, se pueden recetar antibióticos para tratar una infección bacteriana, mientras que el asma se puede tratar con esteroides y / o broncodilatadores. Si tiene tos crónica, consulte a un médico y siga sus consejos.

 

¿Qué tipo de especialista trata la tos crónica?

Cuando una tos dura ocho semanas o más en adultos o más de cuatro semanas en niños debe visitar a un especialista en Medicina pulmonar y respiratoria o a un otorrinolaringólogo.

Si tose sangre o experimenta pérdida de peso, fiebre o problemas para dormir, debe consultar a su médico de cabecera.